sábado, 29 de mayo de 2010

Querido Diario (3) Injusticias que me ponen enferma…

 

 

Hoy la devoradora vuelve a compartir con vosotros las páginas de su Querido Diario… Leerlo o cerrarlo es cosa vuestra, pero si os interesa lo que os pueda contar… adelante

 

 

Aprovecho el Querido Diario de hoy para lanzar un pequeño grito al mundo, para compartir con todo aquel que lea estas líneas lo cansada que estoy de encontrar las mismas injusticias día tras día…

 

El otro día, mientras leía tranquilamente en un banco del parque, escuché las risas de unos niños. Al levantar la vista me encontré con un panorama que me dejó fría: un par de gatitos que no tendrían más que unos días de vida estaban dentro de una caja de cartón, y dos niños de unos nueve años se divertían tirándoles piedras, arena, palos, botellas, latas vacías y todo aquello que encontrasen en el suelo. Lo peor de todo fue que el padre de los niños estaba sentado en un banco a escasos metros de ellos, y se reía. A carcajadas. Por lo visto, le parecía perfectamente normal que sus hijos maltratasen a unos indefensos animales. Pero una adorable niñita de tirabuzones castaños bajó del columpio y se acercó a ellos para decirles: “Parad ya por favor, les estáis haciendo daño”. Los niños se rieron más. Entonces apareció un anciano con su pelo canoso, su boina y su bastón: el abuelo de la dulce niña. Se acercó al padre de los niños y le gritó las mismas palabras que yo había estado a punto de soltar: “Usted no tiene vergüenza”. A esa frase le siguió un discurso que hizo que el padre de los niños se sonrojase y se marchase de ahí enseguida, un aplauso de aprobación por parte de todos los allí presentes y una sonrisa en mis labios.

Ese mismo día, mientras volvía a casa en el autobús, me encontré con más de lo mismo. Sólo quedaban dos asientos libres, y en la siguiente parada subieron cuatro personas: un hombre que no llegaría a los cuarenta y una anciana de color acompañada por dos niñas pequeñas que (supuse) eran sus nietas. El hombre ocupó uno de esos asientos en el momento. Y ocurrió. El hombre que estaba junto al único asiento libre colocó su mochila en ese asiento, se puso cómodo y fingió estar dormido. Las puertas se cerraron, el autobús se puso en marcha, la anciana y sus nietas se quedaron de pie y ninguno de los otros pasajeros que habían visto lo mismo que yo tuvo la decencia de hacer ni decir nada. Me quedé de piedra. Me levanté y le ofrecí mi asiento a la anciana: algo nerviosa, me respondió que no era necesario. Insistí, la señora se sentó con una niña sentada en cada pierna y me dieron las gracias. Esas tres sonrisas de agradecimiento me hicieron sentir bien, pero seguía cabreada con ese hombre que ahora, mira-por-donde, estaba despierto y mirando por la ventana. No llevaba ni dos minutos de pie en el pasillo cuando quitó la mochila y me dijo, con su cara más inocente: “¿Te quieres sentar?”. Le respondí que NO. Llegamos a la siguiente parada, en la que tenía que bajarme. Opino que el respeto es importante y nunca hay que perderlo, pero no pude evitarlo: antes de salir, le miré con asco y le resumí en una palabra lo que pensaba de él. Racista.

Anoche, mientras volvía a casa a eso de las once y media, vi algo mucho peor. Había una pareja discutiendo, y el volumen de los gritos aumentaba cada vez más. ÉL empezó a insultarla, le dijo todo lo malo que os podáis imaginar, y ELLA intentaba defenderse diciéndole que estaba equivocado. Los vecinos se habían asomado al balcón y la discusión era cada vez más acalorada. Entonces, ÉL la llamó zorra y le dio un bofetón. La chica acabó en el suelo, llorando, pero volvió a levantarse. Y su pareja la tomó a golpes con ella. No sabría describir la impotencia ni la rabia que sentí en ese momento. Por suerte, ya habían llamado a la policía, y en pocos segundos aparecieron a la vuelta de la esquina; se llevaron al chico en el coche y llevaron a la chica al hospital.

El maltrato es algo que, por desgracia, está presente en nuestra sociedad, ya sea hacia personas o hacia animales, al igual que el racismo, la homofobia, el sexismo,… todo esto y mucho más es el veneno que está condenándonos día tras día. Y estoy harta de tantas injusticias. ¿Es que soy la única que siente esta rabia, la impotencia, la decepción? Con cada “Maricón de mierda” y “Vuelve a tu país, sudaca”, mi cabreo es mayor.

 

¿Llegará el día en que el mundo se de cuenta de que todos somos personas, sin importar el color de nuestra piel o nuestra condición sexual? ¿Y que la vida no es un juego, seamos persona o animal? Aquí la devoradora sigue soñando con esa utopía perfecta mientras os invita a escuchar el precioso Imagine de John Lennon. Respira, relájate. Ahora que me he desquitado un poco, me retiro a seguir estudiando. ¿Le interesará a alguien lo que he escrito? No tengo la menor idea. Pero he soltado lo que llevaba dentro, y me siento bien :)

23 mordiscos:

Kirtash dijo... [Responder]

O____O Madre mía, desde luego...

Desgraciadamente, estas injusticias se seguirán cometiendo queramos o no, pero siempre es mejor soltar estos gritos al mundo para desahogarse ;)

Mariana dijo... [Responder]

Espero que sí.
Porque todo el mudno se vive quejando de lo mal que estamos. Si todos hiciesemos algo, estoy segura que no estariamos asi de mal.

Niicky Gray dijo... [Responder]

El mundo está cada día más contaminado, y no por los desechos de las frábicas y demás, sino por la existencia de gente de este tipo. Sinceramente, debería caérseles la cara de vergüenza al tratar a otros así, porque no tienen ningún derecho a ello.
Estoy contigo, en el mundo hay demasiadas injusticias.

Anabel Botella dijo... [Responder]

Cuánto degenerado hay por ahí. La verdad es que no entiendo como un padre deja que sus jijos maltraten a un animal, como tampoco entiendo que haya gente maleducada que no ceda el asiento. Y me he quedado flipada con el cabrón que maltrata a esta mujer. Rabia, impotencia y cuántas cosas más.

Irewen dijo... [Responder]

Esas mismas preguntas llevo yo haciéndomelas hace tiempo, pero en estas últimas semanas me he fijado también en cuántos gestos hay de desprecio en la sociedad en la que vivimos. No eres la única que se pone mala con esto, a la que le chirrían los dientes cuando ven situaciones parecidas. No estás sola, el problema es que las personas que hacen estas cosas son más ruidosas. Un saludo y ánimo con esos estudios.

Lady Diana dijo... [Responder]

No eres la única que se pone así con esas cosas, yo a veces tengo que respirar hondo y literalmente ¨tomarme la pastilla¨. Con el racismo la verdad es que no puedo decir que demasiado porque desde muy niña pensé que la gente que puede despreciarme solo por el color de mi piel no son personas inteligentes de verdad y me dan algo de pena.
Las injusticias que veo que cometen contra otros me ponen a hervir la sangre. A mi me da igual que alguien sea judío, australiano o rasta. Cuando veo a esa persona solo me interesa saber si es buena persona o no.
Por fortuna hay gente que todavía tiene el sentido común, porque si no viviríamos en la barbarie, como actuó el abuelito a como actuaste tú cuando le mostraste tu indignación al tipo del autobús.
A mí me interesa lo que escribes. Por algo soy seguidora de tu blog y estás en mi lista de lectura. Me parece con el poco tiempo que llevo tu blog que aparte de los artículos hay calidad humana, que para mí es lo más importante.
:D

Zoeey dijo... [Responder]

Desafortunadamente asi es la vida... estamos llenos de cada lacra, y en vez de mejorar cada vez estamos peor... en fin!!
Lo único es que mientras siga habiendo gente como tu, yo y muchos otros que nos preocupamos por todo lo que nos acontece, aún queda esperanza!!!
Deberías hacer el meme de 20 cosas que odio!!! Jajaja asi te desahogas un poquito... Un saludo

Rudolph dijo... [Responder]

Yo siempre me quejo de las injusticias y procuro no cometerlas, pero por más, siempre hay, desgraciadamente. Siempre está bien desahogarse un poquito, te quitas un peso de encima.

Casualidad o causalidad, mientras leía la entrada afuera se escuchaba Imagine, que genial se sintió eso.

cris♥ dijo... [Responder]

Dios, eres mi ídola *O*
En serio, tienes toda la razón del mundo.
Las injusticias son lo peor que hay, y es horrible discriminar a alguien por el color de su piel o por ser más débil.
Es algo que simplemente no se puede hacer.
Un beso guapa, y bien hecho.

Matt dijo... [Responder]

El tío del autobús me ha puesto histérico, con mochila le habría atizado yo ¬¬
En serio... es increíble, no sé como puede haber gente así en el mundo...

¡Saludos!

Cris dijo... [Responder]

Totalmente de acuerdo contigo. Yo no soporto que alguien descalifique a otras personas con frases como las que has comentado: "Vete a tu país" o "Moros de mierda", etc. Como tú, pillo un cabreo y hasta que no me desahogo no me quedo tranquilo. Lamentablemente van a seguir sucediendo porque la gente es tan racista, les gusta tanto discriminar... Yo intento pensar que algún día todo esto desparecerá, pero veo que las generaciones futuras cada vez tienen una mentalidad peor.
Mua!

Liz dijo... [Responder]

eso es pan de cada dia en todas partes. Ni los paises mas "civilizados" se salvan. :D

Luna dijo... [Responder]

Totalmente de acuerdo con lo que dices, yo yambién he vivido situaciones de estas que te hacen quedarte de piedra al ver cómo es la gente.

Esta noche sí dijo... [Responder]

Tienes toda la razón Dream!! Aún quedan muchas injusticias por superar en el mundo... un beso enorme y enhorabuena por el diario, es genial! :D

Pompas de Jabón dijo... [Responder]

si yo fuera tu al final del día habría gritado.

En mi clase siempre salen debates sobre este tipo de asuntos, pero por desgracia la gente civilizada siempre perdemos en el tema del racismo, por que los otros gritan y no te dejan hablar.

La verdad es que solo perdonaría a una chica en particular que tiene miedo a los extranjeros porque de pequeña la intentaron violar. Pero ella nunca habla mal, ni mete a todo el mundo en el mismo saco.

Y despues de un caso así no puedo entender frase de otras personas como "Yo no soy racista, yo soy ordenada: cada uno a su pais" ¬¬

Si una persona a la que un extrajero intento violar cuando era pequeña puede respetar a la gente de fuera, que derecho tienes tu persona sin motivos para despreciarlos.

Ani dijo... [Responder]

Desafortunadamente nuestra sociedad es así. Yo si veo a alguien que le esta haciendo daño a unos gatitos me levanto y le echo una bronca que se entera :/
Estoy de acuerdo contigo en todo , todo y todo... la gente es egoista a mas no poder, machista, los hombres son unos animales... es que me cabrea todo esto!!!

Elion dijo... [Responder]

Me has dejado de piedra con éste Querido Diario.

No puedo creer que haya gente así: gente que permite que sus hijos maltraten animales (con eso lo único que conseguirá que siga comportándose así con los animales y que luego pase a pegar a sus amigos); gente que se comporta así con los extranjeros, como si fuesen menos que nosotros, como si no valieran nada y los desprecios hacia ellos no valieran lo mismo que hacia otra persona de tu mismo país; gente que maltrata a una persona a la que supuestamente quiere.

Me hierve la sangre al pensar que gente así anda suelta, sintiéndose orgullosos de sí mismos, caminando con la cabeza alta y mirando por encima del hombro a los demás. Gente así me da verdadera lástima y vergüenza.

Garazi dijo... [Responder]

Estoy de acuerdo con todo lo que has dicho...
La verdad es que en estos momentos la sociedad está muy mal... Sólo se vive para ir unos en contra de otros y para hacer sufrir a los que creemos diferentes a nosotros.
Espero que esto acabe pronto...
¡Muy buena entrada!
Un beso^^
Gara

Kleon dijo... [Responder]

Estoy muy de acurdo con lo que has dicho... desgraciadamente mucha gente da auténtico asco... lo del hombre que se reia me ha dejado... ese hombre era directamente subnormal ¬¬ y el del autobus un hipocrita, el otro no llega ni a persona ¬¬

Mireia dijo... [Responder]

Solo se puede definir con estas palabras:

-Subnormales no, lo siguiente.

Cogia yo a los niños y el padre y les tiraba piedras a ellos; cogía al tío y le daba una yeya con la mochila que si lo dejaba dormido sí....

Y al tío... vamos le doy un mamporro que me llevan a mi a la comisaria.

Y esto lo hubiera hecho sin más porque lo reconozco soy un poco violenta y no tengo pelos en la lengua y las manos un poco sueltas... si hace falta pegar o insultar a alguien no me corto ni un pelo. Lo del tío pegando a loa mujer me lo hubiera pensado más... primero hubiera buscado algo pesado para darle en esa cabeza vacía y después... !PAM¡ patada en la entrepierna y lo demás ya viene sólito...

Lidia dijo... [Responder]

Dios que dia tuviste. Yo, por suerte, no me he encontrado nunca con eso y espero no encontrarmelo porque la liaria, no aguanto a ese tipo de gente

Isi dijo... [Responder]

Menudo día más completo.
Por aportar algo diferente, el otro día volviendo a casa había un sudamericano gritando en la calle que todas las españolas somos unas putas.

αвσυт α gιяℓ. dijo... [Responder]

apoyo a Mireia : )
Actos como los que describes son deplorables, desde infantes hasta adultos, a indiferencia ¬¬
Y bueno opino con respecto a lo dicho por Isa que no importa si eres sudamericano, africano, europeo o qué sé yo; la idiotez es algo innato en las algunas personas.

Publicar un comentario

Responde, cuenta, opina, critica,...

Related Posts with Thumbnails